Scrap materiales ferrosos

Scrap materiales ferrosos

Reciclaje,Scrap

abril 4, 2021

Scrap materiales ferrosos

En reciclados Servicios Scrap, se encarga, de recuperar materiales ferrosos para volver a incorpóralos a la cadena productiva.

En nuestras plantas de tratamiento, que se encuentran ubicadas en la Pcia. de Buenos Aires y en el interior, recibimos, todo tipo de materiales ferrosos, también denominado “chatarra”. Estos materiales de diferentes acopiadores, Fabricas y Empresas, son de origen post industrial y/ o por consumo. Una vez en nuestra planta, los materiales, comienza el proceso de reciclado. La primera de estas etapas, es la clasificación para luego realizar la compactación y así con el producto final resultante, que luego se utilizara para proveer a la acería para el reciclado final. Para todo el proceso contamos con maquinarias de última tecnología y personal altamente capacitado

Contamos con la infraestructura necesaria para atender el sector industrial respecto a la recolección y manejo de desperdicios ferrosos o no ferrosos. Además de la chatarra, ofrecemos servicios alternos en manejo de distintos metales como el cobre, zinc, aluminio, bronce y derivados. Trabajamos los 365 días brindándole así, un mejor servicio en el momento que usted lo requiera.

¿PORQUÉ DEBEMOS RECICLAR?

Este proceso, contiene el objetivo que favorece y contribuye al cuidado del medio ambiente ya que se disminuye la cantidad de chatarra y metales que se descomponen sobre nuestro suelo.

Son muy valorados para el reciclaje, ya que ahorran el 62% de energía respecto a la producción con mineral de hierro, además de gran cantidad de agua y evitar mucha contaminación. Este tipo de metales provienen del automóvil, electrodomésticos, mobiliario y envases (latas).

En este sentido, si se recicla constantemente acero se podrá no solo aliviar la demanda de la minería, sino también ahorrar los recursos empleados en su producción, los cuales representan el cuádruple de gastos de energía y materia prima. Y es que, según estudios realizados en 2006, la chatarra reciclada disminuyó hasta 40% de las necesidades mundiales de acero.